Por @Alvy — 23 de Septiembre de 2015

Fingerprints-Database

Hay varios problemas con la vigilancia masiva y asuntos tales como recopilar grandes bases de datos con información sensible como contraseñas, huellas digitales o perfiles genéticos – incluso aunque lo hagan entidades oficiales o gubernamentales. Estos problemas son los (a) funcionarios corruptos que pueden robar los datos (b) que esas bases de datos pueden estropearse o «perderse» por accidente o (c) que alguien malintencionado puede «robarlas» si las medidas de seguridad son insuficientes, el sistema no está bien diseñado o hay agujeros en protocolos, código o algoritmos.

Esto último es precisamente lo que ha sucedido en Estados Unidos con 5,6 millones de registros biométricos irremplazables en forma de huellas digitales de funcionarios de los Estados Unidos, que ha sido robada por los crackers (para la prensa: «hackers malos»):

Los servidores atacados almacenaban 5,6 millones de huellas digitales de funcionarios federales, muchos de ellos con autorizaciones de alto nivel de seguridad. (La base de datos completa es de unos 21,5 millones, cuyos números de seguridad social probablemente también han sido robados). El crackeo provenía de China y entre las víctimas están empleados militares y de los servicios de inteligencia.

Ahora la oficina de personal de los funcionarios está enviando correos postales a las víctimas para avisarles del problema y ofrecerles consejos y recomendaciones de monitorización al respecto. Brillante.

Más información en Wired: OPM Now Admits 5.6m Feds’ Fingerprints Were Stolen By Hackers.

{Foto: Printed, Not Booked (CC) Alan Levine @ Flickr}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear