Por Nacho Palou — 24 de Enero de 2017

Un minidocumental de Ashlee Vance para Bloomberg, en inglés, que documenta cómo se extrae el litio en el salar del desierto de Atacama, en Chile, a partir del carbonato de litio.

El salar de Atacama forma parte del llamado triángulo del litio localizada en el cono sur, en el límite de Argentina, Bolivia y Chile. Se calcula que almacena más del 85 por ciento de las reservas de litio conocidas. Especialmente el Salar de Uyuni, en Bolivia, del que se cree que podría almacenar hasta la mitad de las reservas mundiales.

El litio es actualmente un metal clave en la construcción de las baterías de coches eléctricos y dispositivos electrónicos, y a pesar de que las reservas en el triángulo de litio se equiparan con las reservas de petróleo en Arabia Saudí ya existen dudas de que sean suficientes para tanto coche eléctrico.

Este temor es similar al que existió antes (y todavía hoy) con respecto al petróleo, y antes con el carbón, y mucho antes con el aceite de ballena e incluso la madera. Pero lo que suele suceder en estos casos es que antes de que se agote un recurso venga otra tecnología que reduzca su uso y hasta prescinda de él. Con la ventaja de que —a diferencia de lo que sucede con el petróleo o con el carbón— el litio es puede reutilizar y reciclar.

Vía The Kid Should See This.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear