Por @Wicho — 3 de Diciembre de 2015

Trasteando por los tubos me he encontrado con A Very British Airline, una mini serie documental de la BBC de tres episodios sobre British Airways estrenada en el verano de 2014.

Trata sobre cómo la aerolínea intenta reinventarse frente a la competencia de las aerolíneas de bajo coste y de cómo esto le ha llevado a replantearse los procesos de contratación de personal de cabina y pilotos y sus operaciones.

El primero de los episodios trata fundamentalmente el proceso de formación de un nuevo grupo de aspirantes a TCP y de la incorporación del Airbus A380 a la flota de BA; el segundo cubre, sobre todo, el lanzamiento de la nueva ruta a Chengdou y el funcionamiento de la terminal de British en el aeropuerto JFK de Nueva York; el tercero, por su parte, esta dedicado sobre todo al funcionamiento del aeropuerto de Heathrow, visto desde el punto de vista de BA, y a la primera hornada de nuevos pilotos que la compañía contrata en diez años.

Jodie
Jodie, una de las candidatas a entrar como TCP en British Airways

Personalmente el episodio que más me gustó fue el tercero, y he de decir que me pareció brutal –en el sentido de salvaje– el proceso de selección del personal de cabina: durante el curso de formación los aspirantes pueden recibir hasta cuatro amonestaciones por escrito, y a la cuarta los echan sin miramientos. Sin tan siquiera poder despedirse de sus compañeros. Aunque la cuarta sea porque un grave accidente en la carretera por la que uno de los aspirantes llega al centro le hace llegar tarde.

Pero en general, la serie es un interesante vistazo, aunque ciertamente poco crítico, a una de las mayores aerolíneas del mundo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear