Por @Wicho — 22 de Abril de 2008

La llegada de los últimos F-117A Night Hawk en servicio al aeropuerto del Campo de Pruebas de Tonopah en Nevada, donde realizaron sus primeros vuelos en 1981, marcó hoy el fin de la carrera activa de este avión en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos: Air Force's stealth fighters making final flights.

F-117A Night Hawk
F-117A Night Hawk

El F-117 fue el primer avión en entrar en servicio operativo en incorporar la tecnología stealth que reduce enormemente la señal que dejan en las pantallas de radar los aviones que la usan, lo que le permitía penetrar en zonas muy defendidas sin apoyo de otras unidades y salir de allí por sus propios medios y sin ser detectado.

Cabina del F-117A derribado en YugoslaviaDe hecho, desde su entrada en acción en la invasión de Panamá en 1989 hasta ahora sólo consta que se haya perdido un aparato en acción, en concreto en Serbia en 1999, aún a pesar de haber tomado una parte muy activa en la primera guerra del golfo en 1991, en la que ni uno solo fue derribado.

La decisión de retirar el Night Hawk del servicio antes de 2011, que era la fecha inicialmente prevista, tiene como objetivo dejar dinero libre para modernizar la flota de la Fuerza Aérea y poder adquirir más F-22A Raptor, que será el modelo que los sustituya.

Lo más curioso de todo es que el F-117A se verá sobrepasado de largo tanto en tiempo en servicio como en permanencia en activo en las Fuerzas Aéreas por un avión tan veterano como el B-52 Stratofortress, cuyos primeros ejemplares volaron en 1955 y de los que aún quedan 85 ejemplares de la variante H en activo y 9 en reserva.

De hecho no me sorprendería nada que el B-52 sobreviviera también al B-1 Lancer y al B-2 Spirit, en especial a este último, del que sólo se construyeron 21 ejemplares, uno de los cuales se perdió en un accidente a finales de febrero en Guam, y que requiere un complicado mantenimiento entre vuelo y vuelo:

B2 Spirit estrellado en Guam
B2 Spirit estrellado en Guam

Igual que comenzó su carrera rodeado de secretos -de hecho su número no es el que le correspondía para despistar a los espías- el F-117A la termina apartado de la mirada de todo el mundo, ya que en lugar de quedar almacenados en el AMARC de Tucson, Arizona, como el resto de los aviones que la Fuerza Aérea va retirando pero no quiere desguazar por si alguna vez fueran necesarios, los F-117A quedarán almacenados en Tonopah, probablemente para que sus tecnologías más secretas queden ocultas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear