Por @Alvy — 22 de Agosto de 2013

Este hovercraft (aerodeslizador) de la marina rusa tuvo a bien realizar sus maniobras militares y una especie de simulacro de desembarco en una playa de turistas de Mechnikovo, en el mar Báltico – donde los bañistas debieron quedarse de piedra al ver llegar a la bestia, sentir las olas y los muros de agua que levanta.

Ahí donde se ve, el bisho –que mide unos 70 metros de longitud– alcanza velocidades de hasta 110 km/h.

Compartir en Facebook  Tuitear