Por Avión Revue — 17 de Septiembre de 2009

Montañas nevadas desde un A380

Por Luis Calvo. Foto Airbus. Del 31 de diciembre de 2009 al 1 de enero de 2010 Qantas llevará a cabo uno de sus tradicionales vuelos turísticos sobre la Antártica. La gran novedad será que dicho vuelo será a bordo de uno de los A380 de Qantas.

Logo Antarctica FlightsEl vuelo ha sido organizado por la agencia de Melbourne Antarctica Sightseeing Flights. El A380 partirá de Sydney y tras una escala en Melbourne se dirigirá a la Antártica para estar «sobre el hielo» a la medianoche y que los pasajeros y tripulación sean los primeros en ver la luz del Sol en el nuevo año.

Sobre el continente blanco, el avión volará durante cuatro horas realizando trayectorias en forma de ocho antes de regresar a Australia.

Qantas efectuará otros dos vuelos: El 24 de enero con un Airbus A380 partiendo de Sydney, y el 14 de febrero, San Valentín, un Boeing 747-400 desde Melbourne.

Montañas

La ruta más habitual de estos vuelos permite ver los primeros iceberg una tres horas después de sobrevolar Hobart en la isla de Tasmania. Se sobrevuela el polo sur magnético, la estación científica francesa Dumont d'Urville en la isla Petrel, a unos 3 km del continente, situada a 140º de longitud Este y 66º 40' latitud Sur, acantilados y glaciares y finalmente las montañas Transantárticas antes de regresar a Australia. En total son unas 11,5 horas de vuelo desde Melbourne (12,5 desde Sydney) en las que se recorren unos 9.500 km.

Qantas ha definido y ha recibido aprobación para 19 recorridos diferentes sobre la Antártica, y es sólo justo antes del despegue, con la información meteorológica más reciente, cuando se decide cual será la que se siga.

Todos los vuelos se realizan con capitanes que ya tienen experiencia en vuelos sobre la Antártica. En concreto el de fin de año tendrá a los mandos al capitán John Dennos, el cual ya ha realizado 40 de los 85 vuelos de este tipo que Qantas ha efectuado con aviones B-747-400 desde 1994.

Además, los pasajeros van acompañados por expertos que van explicando lo que se ve bajo el avión y narran su experiencias en el continente. Se proyectan vídeos sobre la vida y la historia del continente y una cámara situada en la cabina de los pilotos permite ver también desde ese privilegiado punto de vista. Finalmente, una banda de jazz ameniza el vuelo.

Los precios, que incluyen dos comidas, aperitivos y bebidas, van desde los 999 dólares australianos para un asiento en los grupos centrales en clase turista hasta los 6.299 dólares australianos por un asiento en primera clase. Además, Qantas ofrece tarifas especiales para volar a Sydney o Melbourne en conexión desde cualquiera de sus demás destinos.

Durante el vuelo, sí las condiciones meteorológicas lo permiten se podrá descender hasta los 10.000 pies sobre el nivel del mar o 2.000 ft sobre el terreno más elevado en un radio de 180 km. Estas limitaciones se instituyeron tras el accidente de un DC-10 de Air New Zealand el 28 de noviembre de 1979 cuando chocó con el monte Erebus.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

3 comentarios

#1 — Forestalx

Una gozada pero... ¿Dónde está la gracia de este viaje si no vas sentado en la ventanilla?

#2 — Victoria

Sobre el tema hay un post en Diario del Viajero. Muy buena información.

#3 — DaveFX

En español creo que se dice Antártida.