Por Nacho Palou — 3 de Septiembre de 2015

En la gran madre Rusia todo parece tener 50 años; y en la gran madre Rusia lo que tiene 50 años todavía funciona. Es el caso de este helicóptero Kamov Ka-26 de 1969 que por lo que se puede ver en el vídeo exige más arte que técnica para la puesta en marcha de sus dos motores.

Por lo que cuenta la Wikipedia no parece el mejor helicóptero del mundo, precisamente. Con todos sus defectos (en vuelo funciona al 95% de su potencia de forma constante; al 50% sólo al ralentí por lo que se intuye en el vídeo) todavía sigue siendo útil. Estos helicópteros se utilizan hoy para tareas civiles como la fumigación.

Eso sí, el panel de control mola todo. Uno se pregunta para qué un helicóptero tan simple tiene tantos botones y controles. La respuesta es bastante decepcionante porque al parecer dos tercios de todos esos instrumentos son totalmente prescindibles e incluso estorban.

Tal y como se menciona en los comentarios, «viendo este vídeo uno teme por su vida incluso desde la comodidad de su sofá a 15 000 kilómetros de distancia» y diría que a eso se debe buena parte del atractivo del vídeo.

¡Gracias Gali!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear