Por @Wicho — 16 de Abril de 2014

Piloto de un SR-71

Con una velocidad de crucero típica de Mach 3,2, un combustible especial que había que encender provocando una pequeña explosión, y con una tecnología avanzadísima para su época el Lockheed SR-71 Blackbird es uno de los aviones más espectaculares de todos los tiempos.

Con solo 34 construidos a lo largo de su vida operativa sólo 86 pilotos llegaron a volarlo, y de hecho la forma de reclutar nuevos pilotos era un tanto curiosa, ya que al ser una unidad tan pequeña más que por los procedimientos habituales de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos lo que funcionaba es que te recomendara alguien que ya estaba dentro.

SR-71 en vuelo

Pilotar una de esas máquinas no era una cosa trivial, entre otros motivos porque ibas metido en un traje espacial derivado de los del programa Mercury, y porque a Mach 3,2 muchas de las reacciones para las que estaba entrenado un piloto no eran las adecuadas.

En Flying the world's fastest plane: Behind the stick of the SR-71 hay una extensa e interesante entrevista con Rick McCrary, uno de los escasos pilotos de SR-71 de la historia que seguro que a cualquier aerotrastornado le interesa.

(Vía @Aviatrix).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear