Por @Alvy — 30 de Diciembre de 2014

Hay que verlo para creerlo.

Ayer pudimos seguir por Twitter la historia de un 747-400 que iba de Londres (Gatwick) a las Vegas. Tras declarar emergencia se pasó unas cuantas horas dando vueltas sin que se explicara muy bien qué estaba sucediendo. Se podía intuir algún problema técnico y que estaba «quemando combustible» para un aterrizaje de emergencia con menos riesgo.

Efectivamente, poco después el vuelo de Virgin con más de 450 personas a bordo retornaba para tomar tierra sin parte del tren de aterrizaje derecho, como puede verse en las imágenes – en gloriosa alta definición y con el atardecer de fondo – solo le falta la música de alguna película de Michael Bay.

Por suerte esta maniobra a la que técnicamente se denomina «procedimiento de aterrizaje no estándar» fue todo un éxito. Al piloto lo proponemos para el premio huevos forrados de plomo.

Otro vídeo desde otro ángulo aquí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear