Por Nacho Palou — 20 de Junio de 2015

Maniobras asilvestradas de una avioneta de tipo superSTOL, aparatos ligeros y potentes capaces de aterrizar y despegar en espacios tan cortos como seis metros y sin pista de aterrizaje, pudiendo tomar tierra o levantar el vuelo a unos 70 km/h y en medio del campo o en la cuerda de una montaña.

En este caso, además, el lugar elegido para aterrizar y despegar en la ladera de un monte, sobre hierba y con una inclinación de unos 50° —hacia 2:40 en el vídeo.

Este tipo de aviones son de uso más o menos habitual en zonas remotas de EE UU como Alaska, en regiones donde no siempre —donde casi nunca— hay una cómoda y segura pista de aterrizaje. Durante el vuelo estos aviones alcanzan los 160 km/h.

En Flight Club, Watch This Backcountry Pilot Land On A 50 Percent Grade.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear