Por @Wicho — 23 de Abril de 2011

Cuando un avión y su tripulación, así como los equipos instalados en tierra, permiten una aproximación ILS Categoría IIIb (que no IIIc), se puede realizar un aterrizaje en condiciones de techo y visibilidad cero, como puede verse en este vídeo de un aterrizaje en el aeropuerto de Zurich:

En estos casos es el piloto automático el que se encarga de todo, aunque siempre supervisado por el piloto, que no toma el mando hasta después de que el piloto automático haya iniciado la frenada.

Nota: la categoría IIIc para sistemas ILS, aunque está definida en los manuales, no está operativa en ningún lugar del mundo, como explica el enlace de ahí arriba.

(FlightSchoolList vía Golf Hotel Whiskey y Landing Short).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — oce

Y otra vez repitiendo la misma que el resto de blogs, la categoría IIIC está definida pero no es operativa.

Esto significa que ningún avión puede sobrepasar el OM ni el MAPt si la RVR está por debajo de 75m. Si eso se hiciese va en contra de la regulación y supone un puro de proporciones gloriosas.

Como mucho esto es una aproximación IIIB, y es efecto del ángulo de la cámara, que 75m es muy poca distancia o vete tu a saber. Lo que por otra parte no quita el mérito del hecho de que no se vea un carajo XD

#2 — Wicho

Arrrgh! Si al final me lié y no lo corregí… A pesar de que el enlace que pongo dice precisamente que no hay IIIc operativas.

¡Ya me vale! ;-)

#3 — Byron

Pensar que con el Hawker Siddeley Trident desde mediados de los años 60 ya se realizaban operaciones similares a la del video...

#4 — Byron