Por @Wicho — 26 de Septiembre de 2016

Un delicioso –al menos para aerotrastornados– vídeo de aviones aterrizando por la noche en el aeropuerto de Birmingham. Tiene el bonus extra de que había niebla y una temperatura muy baja, con lo que van dibujando figuras geométricas en la niebla a la vez que dejan estelas de condensación.

Y no necesita musiquita relajante; el sonido de los motores nos basta.

(Vía Controladores).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones