Por @Wicho — 29 de Enero de 2018

C Series de Delta

Allá por 2016 Delta Airlines firmó la compra de 125 aviones C Series de Bombardier, algo que le pareció fatal a Boeing. Boeing presionó y la administración Trump terminó por anunciar que le aplicaría unos aranceles de casi el 300% a estos aviones, que en principio iban a ser construidos en Canadá.

Bombardier, aparte de recurrir la decisión, terminó por vender el 50,01% del programa C Series a Airbus, el archienemigo de Boeing, con la idea de que los C Series con destino a aerolíneas estadounidenses pudieran ser ensamblados en la planta que Airbus tiene en Alabama. Esto les permitiría evitarse estos aranceles que iban a triplicar el precio de cada avión.

Y la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos acaba de fallar unánimemente en contra de Boeing, así que en principio no se podrán aplicar esos aranceles a los C Series, vengan de donde vengan. A Boeing le bastaba con un empate para ganar, mientras que Bombardier necesitaba tres de los cuatro votos, aunque los cuatro miembros de la comisión votaron a su favor, diciendo que no ven que Boeing haya sido ni vaya a ser perjudicada por la importación de los C Series.

La decisión de la USTIC puede ser apelada por Boeing en el Tribunal de Comercio Internacional de los Estados Unidos o por la administración Trump en la Organización Mundial del Comercio, pero por ahora Delta está encantada con la noticia. Aunque a quien le debe estar haciendo más risas todo esto es a Airbus, que así al despiste se ha hecho con el control de una gama de aviones que le permite meterse en un mercado en el que no estaba.

Boeing, por su parte, no sólo ha perdido este caso, al menos por ahora, sino que además ha hecho lo que viene siendo un pan con unas tortas. Porque a raíz de todo esto ha perdido una venta de F/A-18 a Canadá valorada en más de 5.000 millones de dólares, ya que el gobierno canadiense ha decidido comprárselos usados a Australia en lugar de nuevos Boeing y Delta, además de los C Series, ha comprado 100 A321neo a Airbus, y en ese segmento de mercado Boeing sí que compite.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear