Por Nacho Palou — 13 de Abril de 2009

Lockheed L-2000
El Lockheed L-2000 perdió el concurso frente al Boeing 2707 por los fondos públicos necesarios para su desarrollo. Al final ninguno de los dos vio la luz.

Desde mediados del siglo pasado los ingenieros aeronáuticos han perseguido el sueño de crear aviones comerciales hipersónicos, capaces de volar a dos o más veces la velocidad del sonido, los llamados SST (Supersonic Transport).

Uno de los primeros modelos en comenzar a desarrollarse fue el SST anglo-francés Concorde, a la postre el único que vería la luz como tal y que se explotó comercialmente durante más de 30 años. Voló por primera vez el 2 de marzo de 1969.

En 1962, precisamente a raíz del inicio del proyecto que culminaría con el Concorde, Rusia comenzó a desarrollar el Tu-144, el "Concordski" (que voló apenas unos años como avión de carga) y la NASA el proyecto SCAT (Supersonic Commercial Air Transport).

Boeing 2707-200
El Boeing 2707 fue el primer y casi el único SST desarrollado en EE UU (1960)
Imagen Hiller Aviation Museum

Del Boeing 2707-200 SST (1962) sólo se construyeron dos prototipos antes de que el senado de los EE UU le cortara la alas. Los motivos fueron sobre todo económicos, pero también debido a las protestas que por aquel entonces había levantado en aquel país el Concorde -al cual no se le permitió volar a Nueva York hasta 1976.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear