Por @Alvy — 23 de Julio de 2013

Cortesía de Jalopnik, estos diez aterrizajes alucinantes grabados en vídeo son una muestra cómo lo que a veces parece imposible puede superarse con un muchos conocimientos, experiencia, habilidad y –por qué no decirlo– bastante suerte.

Darse cuenta en el último momento de que un aterrizaje no va funcionar es mejor que convertirse en una bola de fuego.

Entre los más espectaculares hay algún motor y al aire –el término usado para los aterrizajes abortados en el último segundo, en los que se hace al avión remontar el vuelo– y alguna que otra curiosidad, como un helicóptero sobre un portaaviones en plena megatormenta o un C-17 Globemaster que se equivocó de aeropuerto y acabó en una especie de aeródromo – con sus 52 metros de envergadura y más de 250 toneladas de peso.

Los vídeos más impactantes en lo alto de la lista incluyen un aterrizaje con viento cruzado y con una rueda menos en el tren de aterrizaje (!!) y el espectacular caso de un caza que en 1991 tuvo que aterrizar en el portaaviones con su segundo tripulante a medio eyectar, tras un problema de funcionamiento del aparato. El pobre navegador acabó maltrecho y asfixiándose en el exterior de la cabina – pero sobrevivió al trance.

Mi favorito sigue siendo el de arriba, el del 747 de Japan Airlines aterrizando en Hong Kong en 1988, que la primera vez que lo ves impresora sobremanera – y años después sigue haciéndolo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear