Por @Wicho — 30 de Mayo de 2013

Con un único ejemplar llegado a terminar ver un (el) Antonov 225 en persona no es algo que pase todos los días, así que juudruud aprovechó para grabar este vídeo durante una visita del gigantón al aeropuerto de Eindhoven.

Detalles a destacar:

  • Llevan los calzos para las ruedas a bordo, seguro que no los hay de ese tamaño en cualquier sitio; lo mismo pasa con algunas ruedas de repuesto y la barra para el retroceso, que tiene un tamaño respetable.
  • Lo pequeño que se ve al mecánico al lado de uno de los motores en el que está realizando alguna labor de mantenimiento.
  • La capacidad del avión para «arrodillarse» y así facilitar el acceso a la enorme bodega.
  • Hay una grúa con una capacidad de carga de 5 toneladas en el interior de la bodega.

(Vía @karlos346).

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

3 comentarios

#1 — Laertes

La verdad es que los motores no son lo más impresionante. El GE-90-115 que equipa al 777 tiene casi un metro más de diámetro y sí que impresiona verlo de cerca.

Ahora, el resto del avión, y sobre todo entrar dentro de la bodega de carga, eso sí que es "pa cagarse".

#2 — Javitxu73

El primer operario que baja a poner los calzos (04:25), ¿va en chanclas?

#3 — Carisaurio

Javitxu73 Ja! Que buena vista...A falta de cabina de primera clase encontró la forma de ir cómodo.