Por @Wicho — 16 de Marzo de 2008

La Fundación Infante de Orleáns, constituida en 1989, con el objetivo principal de recuperar, restaurar y divulgar el patrimonio histórico aeronáutico español, posee una colección de 23 aviones de 17 modelos distintos que cubren 60 años de historia de la aviación en España.

Esta colección, junto con otro material, puede contemplarse en el museo que la Fundación mantiene en el aeropuerto de Cuatro Vientos, pero cuando cobra realmente vida es en la exhibición de vuelo que la FIO realiza, si las condiciones meteorológicas lo permiten, el primer domingo de cada mes salvo en enero y agosto.

Esta exhibición comienza a las 11:00 con la apertura de la exhibición estática, durante la cual un miembro de la Fundación va comentando por megafonía las peculiaridades, historia y anécdotas de los aviones expuestos, aunque su momento álgido es cuando a las 12:45 se lleva a cabo la puesta en marcha de los motores de los aviones que a partir de las 13:00 y durante aproximadamente una hora hacen una serie de pasadas, ya sea en solitario o en formación, para que el público presente pueda disfrutar de ellos en su elemento.

Exhibición de vuelo FIO marzo de 2008
2008/03/02 EC-ERO & EC-FNM: CASA-Bücker C1.131-E2000 Jungmann y Boeing A75N-1 Stearman de la FIO durante la exhibición de marzo de 2008

Alvy, Mauro, Pixel y yo estuvimos en la de este mes y creo que a los cuatro nos encantó; a mi me sorprendió particularmente la cantidad de gente que había, no pensé que el grado de aerotrastorno fuera tan elevado.

Tuvimos, además, un día magnífico, por lo que aprovechamos para tirar un montón de fotos, que Alvy y yo ya hemos subido a Flickr en los álbumes FIO Marzo 2008 y FIO Marzo 2008 respectivamente (originales, ¿eh?), mientas que de las de Pixel y Mauro no se sabe nada, aunque Mauro tiene disculpa.

Con un precio de 5 euros por adulto y entrada gratis para los niños, y con la posibilidad de que te toque un vuelo en uno de los aviones si eres socio protector de la FIO, vuelo que se sortea justo antes de la puesta en marcha de motores, me parece que es una oportunidad que cualquiera con un mínimo interés en la aviación no debería perderse. Yo, desde luego, pienso repetir en cuanto tenga ocasión, a ver por fin veo al «Mosca» en vuelo.

Y como extra bonus ese día pudimos disfrutar de una exhibición de vuelo acrobático a cargo de Juan Velarde a los mandos de su Su-26M… ¿Qué más se puede pedir?

Juan Velarde en su Sukhoi Su-26M
Juan Velarde en su Sukhoi Su-26M

Por cierto que esta anotación estrena la nueva categoría de Aerotrastorno de Microsiervos, en la que iremos metiendo todas aquellas anotaciones que hemos ido publicando con el tiempo -y ya son bastantes- sobre aviación y temas afines, así como las nuevas que escribamos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear