Por @Wicho — 27 de Julio de 2015

Fumigar campos desde una avioneta es una forma de volar exigente, de esa que los pilotos dicen que es volar de verdad, e incluso divertida, pero no hay que despistarse ni por un momento, como se puede apreciar por los movimientos de cabeza de Raúl, atento a lo que pasa tanto fuera como dentro de su cabina.

Bonus extra por la música, Music for a found harmonium, de The Penguin Cafe Orchestra.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones