Por @Wicho — 21 de Enero de 2010

Geir Skailand, un piloto noruego que vuela para la SAS, lleva sin duda la pasión por volar en la sangre, ya que ha solicitado a las autoridades competentes instalar un Boeing 747 (al parecer un 747-300) en el aeropuerto de Lista, ya en desuso, para utilizarlo como su casa.

Aunque un 747 retirado del servicio activo puede costar casi 1,5 millones de euros Skailand espera poder ahorrarse un montón de dinero comprando lo que quede de él una vez que se hayan retirado todas las piezas que aún se puedan usar, con lo que espera no tener que gastarse más de 100.000 ó 150.000 euros en su futura casa.

Su idea además es dejarlo colocado sobre el tren de aterrizaje para que el viento pueda sacudirlo en lugar de anclarlo de forma más firme.

(20 minutos vía PoleMotor en Iberian Spotters).

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Juanillo

¿Y por que no?,si me tocara el euromillon hasta yo me lo plantearia..¡¡ja,ja,ja,ja,ja!!.