Por @Wicho — 7 de Enero de 2010

Phantom from the cockpit por Peter Caygill3 estrellas: Interesante pero un poco árido a veces Phantom from the cockpit: Flying the Legend. Peter Caygill. Pen and Sword, marzo de 2006. 224 páginas. Inglés. ISBN 1844152251.

Tras haber leído el libro del mismo autor sobre el Lightning sabía más o menos lo que me iba a encontrar en este, así que estaba preparado para unos capítulos iniciales más o menos áridos con un montón de datos acerca de prestaciones del Phantom, tácticas, e incidentes y accidentes, que de hecho fue lo que me encontré.

Pero también esperaba la parte en la que cuentan sus memorias los profesionales que probaron, volaron, y mantuvieron esta impresionante máquina, que de nuevo fue, al menos para mi, la mejor parte del libro, en especial el capitulo final en el que un aerotrastornado británico cuenta su experiencia tras realizar una salida de entrenamiento en un F-4J del 74 Squadron desde Wattisham.

Por cierto que este libro se centra en las versiones desarrolladas específicamente para la RAF y la Royal Navy, el F-4K y el F-4M, aunque es cierto que en los años 80 la RAF se encontró con que no tenía unidades suficientes y adquirió un lote de quince F-4J sobrantes de la US Navy.

Por este motivo hace especial hincapié en los problemas de desarrollo de estos modelos, sobre todo en lo que se refiere a los motores Rolls Royce Spey que por motivos políticos se decidió que montaran en lugar de los J79-GE-10 del F-4J que se tomó como base para su desarrollo.

Estos motores dieron tantos problemas al principio que fue una auténtica pesadilla para el personal de mantenimiento mantener el suficiente número de aviones operativos hasta que se solucionaron los citados problemas.

Esta decisión sirvió además para conseguir un avión de peores prestaciones que el original, ya que hubo que ensanchar el fuselaje para que entraran los Spey, lo que hizo que dejara de cumplir la regla del área, lo que a su vez impidió que los Phantom británicos pudieran sobrepasar Mach 2.

En palabras de un navegador que voló en ellos, «si quieres un informe sobre como estropear un buen avión, lee la historia de los Phantom británicos», y ciertamente es una lectura interesante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

2 comentarios

#1 — Josete

"sobre todo en lo que se refiere a los motores Rolls Royce Spey que por motivos políticos se decidió que montaran en lugar de los J79-GE-10"

Motivos politicos ......

#2 — Juanillo

Y por motivos politicos los britanicos se cargaron su industria aeronautica arruinando muchos buenos aviones y haciendo fusionar casi todas las empresas del sector para poder sobrevivir.....¿flema inglesa?.

La verdad es que todo lo que tengo sobre los Phamton britanicos no hacia mencion a los problemas con los Spey.