Por @Wicho — 1 de Julio de 2014

Durante lo que tenían que ser unas simples maniobras de despegue y apontaje en el USS Bataan el capitán de los Marines William Mahoney del VMM-263 se encontró con que el tren de aterrizaje delantero de su AV-8B Harrier II no se desplegaba.

Tras probar varias maniobras sin que dieran resultado desde el Bataan optaron por usar una especie de taburete diseñado precisamente para estas ocasiones, así que Mahoney, guiado por el sistema de luces del barco y con la ayuda extra de un compañero desde el puente alineó perfectamente su Harrier y lo posó sin mayores problemas sobre la cubierta, dejando el morro perfectamente apoyado en el taburete.

Casi parece fácil, pero como él mismo dice, en cuanto posó el avión y cortó gases, se dio cuenta de cómo le temblaban las piernas; los detalles se pueden leer en That Trick Harrier Landing: More to the Story.

No es casualidad que en el USS Bataan tuvieran el «taburete» este; en otra ocasión a alguien se le ocurrió intentar algo parecido usando colchones… Y el resultado dejó bastante que desear, claro.

(Vía media Internet o así. O al menos la Internet aerotrastornada).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear