Por Avión Revue — 22 de Enero de 2009

El A340-600 EC-IZX aterrizando en la 33L de Madrid - Wicho
El precauerdo incluye provisiones sobre la flota de A340 de Iberia

Por Esther Apesteguía. Foto Javier Pedreira (Wicho). La sección sindical de SEPLA Iberia y la dirección de la compañía acaban de llegar a un preacuerdo, tras diez años de desencuentros, para la firma del sempiterno acuerdo colectivo.

El preacuerdo deberá ser ratificado en la Asamblea de pilotos, pendiente de llevarse a cabo. Este convenio, que debería haberse firmado en 2005, tendrá vigencia sólo para este año, puesto que desde la fecha anteriormente descrita una junta de arbitraje regulaba las relaciones entre dirección de la compañía y pilotos, por lo que en 2010 debería ratificarse o negociar un nuevo acuerdo laboral.

Pilotos y compañía han conseguido limar algunos de los puntos más ásperos que enturbiaban la negociación como las subida salarial desde 2005 o el tema de la productividad.

En materia de salarios se acuerda se acuerda la congelación salarial para los años 2005 y 2006, subida del 2,3 por ciento en 2007, IPC en el 2008 y para el presente año una subida del 2,7 por ciento.

En cuanto a productividad, se acuerda que los vuelos a Nueva York y Buenos Aires irán con 2 y 3 pilotos respectivamente, igualmente se unifican las flotas de A340 y A330, aviones pendientes de recibir por parte de Iberia, que ha realizado un pedido de cinco de estos aviones, y que era uno de los puntos de conflicto puesto que la dirección de la compañía pretendía que parte de ellos fueran operados por tripulaciones de Vueling, como actualmente hace Gestair con alguno de los A340 de la compañía.

Pero lo que es más importante para los pasajeros, SEPLA se compromete a «recomendar» a todos sus afiliados -según se cita expresamente en el comunicado de Iberia- que en caso de complicaciones en los aeropuertos, por cualquier causa, incluidas las meteorológicas, se podrá prolongar la actividad de vuelo dentro de los márgenes marcados por la ley y garantizando la seguridad de la operación, con el fin de asegurar que los clientes puedan llegar a su destino.

El acuerdo contempla otros aspectos como la prolongación de la vida laboral de los 60 a los 65 años con reducción de jornada y que los pilotos puedan acogerse, de forma voluntaria, el ERE que ahora existe en la compañía.

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear