Por @Wicho — 20 de Mayo de 2016

Fases de alerta tras la desaparición de una aeronave
Fases de alerta tras la desaparición de una aeronave

En el momento de perder el contacto con un avión –en general con una aeronave– se activa un protocolo de emergencia que tiene tres fases, tal y como cuentan en el blog del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial:

  • Incerfa: Es la fase de incertidumbre. Se activa ante la posibilidad de que se haya producido o pueda producirse un accidente aéreo.
  • Alerfa: Es la fase de alerta. Supone la posibilidad real de que se haya producido (o pueda producirse) un accidente aéreo. Puede implicar la realización de operaciones de búsqueda para localizar a la aeronave afectada.
  • Detresfa: Es la fase de peligro. Supone una alta probabilidad de que se haya producido un accidente aéreo, hay motivos justificados para pensar que la aeronave y sus ocupantes están en grave peligro. Implica la realización de operaciones de búsqueda para localizar a la aeronave afectada.

El paso de una fase a otra se realiza en función del tiempo transcurrido desde la última conexión esperada con la aeronave y de diferentes señales como la falta de respuesta ante intentos de comunicación, el que no haya alcanzado su destino treinta minutos después de la hora prevista, el tiempo en el que se considera que la aeronave ha agotado su combustible y la recepción de datos que evidencien algún problema operacional o un aterrizaje de emergencia.

En el caso del vuelo MS804 de EyptAir, que lleva ya más de 24 horas desaparecido, la tercera fase del protocolo se activó rápidamente, ya que es una zona en la que hay cobertura radar bastante buena, con lo que la desaparición del avión fue evidente en poco tiempo, amén de que por lo visto los controladores aéreos griegos llevaban ya unos minutos sin conseguir comunicarse con la tripulación cuando el MS804 desapareció de las pantallas de radar.

El Helimer en un entrenamiento
Las unidades SAR tienen un papel fundamental en la fase Detresfa

Pero aún así, y a pesar de que el Mediterráneo es un mar relativamente pequeño, algo más de 24 horas después de su desaparición aún no han sido hallados sus restos, aunque si se confirma la información del ministerio de defensa griego que dice que antes de desaparecer del radar había cambiado de rumbo 90 grados a la izquierda la zona en la que buscar se amplía, ya que puede haber recuperado su rumbo original antes de caer al mar –o no–.

Y si en el Mediterráneo está siendo complicado encontrar un avión no es de extrañar que los primeros restos del AF447, perdido en medio del Atlántico, no fueran localizados hasta casi una semana después del accidente, y que el destino del MH370 de Malaysia Airlines siga siendo un misterio más de dos años después de su desaparición.

En lo que se refiere al MS804, habrá que esperar a la localización de los restos y a la eventual recuperación de las cajas negras para poder determinar qué sucedió; cualquier teoría que se aventure por ahora acerca de su desaparición no deja de ser una especulación mejor o peor fundamentada.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear