Por Nacho Palou — 7 de Agosto de 2009

¿Por qué querría alguien montar el reactor de un MiG-15 en un camión o en un tren? Para utilizarlo a modo de secador gigante. De este modo el servicio de trenes polaco limpiaba de nieve la vías del ferrocarril a mediados del siglo pasado.

Como se ve en la imagen, se trata de un reactor al que se le han eliminado las alas y parte del fuselaje, de modo que puede montarse sobre un vagón de tren. El motor se manejaba desde la cabina del avión, que se mantiene.

(Parecido pero no igual, son los trenes con motores a reacción, cuya viabilidad se puso a prueba en los años 60 del siglo pasado, gracias a los cuales ya entonces se alcanzaron velocidades cercanas a los 300 km/h sobre un tren.)

Se pueden ver más fotos de este tipo de configuración y aplicación -también reactores sobre camiones, utilizados por los rusos para deshelar las pistas y los aviones- en Jet Engines on Trucks (For Fun and Profit).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear