Por @Wicho — 15 de Enero de 2010

Aunque poco a poco se vayan imponiendo las tarjetas de embarque en formato electrónico en el teléfono móvil -para lo que falta bastante- o la facturación a través de Internet, que permite algunos lujos, lo cierto es que las tarjetas de embarque que nos dan en los aeropuertos dejan a menudo mucho que desear, o al menos eso es lo que pensó Tyler Thompson al ver esta que le dio Delta en un vuelo reciente, tal y como cuenta en Redesigning the Boarding Pass:

Tarjeta de embarque de Delta

Y lo cierto es que no le falta razón, ya que al menos en este ejemplo la información parece colocada en ella poco menos que al azar y sin ningún tipo de jerarquía que facilite al viajero encontrar la información que necesite en cada momento.

Así que se puso a darle unas vueltas al asunto y este fue el diseño con el que acabó, diseño que aunque muestra la misma información que la tarjeta original lo hace de una forma infinitamente más ordenada y fácil de leer:

Tarjeta de embarque rediseñada

En su anotación hay más ejemplos, incluyendo algunos enviados por lectores de su blog, de como la pobre tarjeta de embarque puede ser algo mucho más digno de lo que normalmente es.

(Vía MetaFilter).

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — Penche

Aunque es mucho mejor que la original, le encuentro un par o tres de mejoras. El origen y destino ebería indicarse tambien en formato íntegro y no sólo con las siglas de los aeropuertos. No todos conocemos esa nomenclatura.
Asimismo el blanco sobre fondo negro es sospechosamente antiecológico, ya sea por demasiada tinta negra como por más carga eléctrica si es térmico. Negro sobre fondo blanco con un marco grueso bastaría.
Y por ultimo, porque no avancarnos a los acontecimientos e incorporar codigo de puntos en vez de barras. En el futuro la tarjeta deberá incorporar más datos (NIF, nacionalidad del viajero, datos físicos, etc) aunque sólo sea por temas de mera seguridad aerea.

#2 — Risk

Igual que Penche, pienso lo mismo: está muy bien, pero le faltan cosas.
La información para el usuario está muy clara, pero seguramente, falta más información.
Tb creo que el fondo negro y los números blancos son bonitos como concepto, pero irreales para el uso diario.

Yo la verdad, la tarjeta MAS CUTRE que he tenido que utilizar fue una de Malasia a España que me tuvo que hacer una azafata A MANO y a boli. Flipante. Creo que la tengo guardada en algún lado, el resguardo, claro XDDD

#3 — Josete

Para #2 ...

Hablando de tarjetas cutres, vuelo interno en Egipto, al grupo de "guiris" nos dan a cada uno un cartoncito, nos indican que dejemos las maletas en la esquina del aeropuerto y que vayamos a embarcar. El cartoncito no indicaba nada, ni horario, ni puerta de embarque, ni asiento ...... al rato llega el guia, nos dice que le sigamos y pasamos todos a embarcar (para tomar asiento, era tonto el ultimo, cada uno se sentaba donde quería donde podía).

El vuelo de vuelta a España, pues parecido, dejamos todas las maletas en un rincon del aeropuerto, y nos vuelven a dar un cartoncito, sin nombre ni horario, pero con un numero de asiento escrito a mano ....

Saludos

#4 — Alfredo

Sin ánimo de faltar, una vez más se cumple a rajatabla el dicho de "si me asomo a un balcón le doy a un diseñador a un dj"... A mi me parece perfecto, para empezar porque no es un diseño REAL, es solo un concepto, no nada que vaya a ser utilizado en la vida real (en el que tendrían que tenerse en cuenta todas estas cosas que Risk y Penche dicen y algunas más). Por tanto, como lo ha hecho por pura diversión (y porque nosotros los diseñadores no soportamos ver algo tan cutre, se nos frunce el ceño automáticamente...), a mi me parece, repito, perfecto. Ahora, que para gustos colorines, claro...