Por Nacho Palou — 6 de Marzo de 2017

El vídeo de AiirSource Military recoge el momento del encendido de los motores de un caza Lockheed Martin F-22 Raptor en la Base Aérea de Nellis, en Nevada. El F-22 lleva dos motores a reacción de tipo turbofán Pratt & Whitney F119 que pueden propulsar al F-22 hasta Mach 2 (2120 km/h), dos veces la velocidad del sonido.

A pesar del poderío y sofisticación del motor durante el arranque expulsa una buena y terrenal humareda blanca, parecida a la que provoca un coche viejo en una mañana de invierno. Eso sí “el delicioso sonido del dinero de los contribuyentes yéndose por el retrete”, como dicen por ahí, es maravilloso.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear