Por @Alvy — 10 de Agosto de 2015

Andrew Lloyd se preguntó qué pasaría si se apuntaba a 1000 concursos y sorteos de esos que aparecen en las tiendas, revistas, periódicos y televisión. ¿Cuántos ganaría? ¿Cuánto tiempo necesitaría? ¿Merecería la pena?

Aprovechando las circunstancias grabó su experiencia en vídeo; la verdad es que resulta entretenido: llamadas de teléfono, concursos que te piden que envíes cosas, rellenar formularios… Intentó gastar la menor cantidad de dinero posible; aun así tuvo que pagar unas 50 libras (70€) entre pitos y flautas.

Necesitó 4 meses para completar el reto, que quedó documentado en una interminable lista en un cuadernillo. Luego, la larga espera…

¿El resultado? Bastante miserable, todo sea dicho: cuatro regalos más bien tirando a chungos que pueden verse al final del vídeo.

Así que… Ya sabéis, niños: nadie da nada por nada, la probabilidad de ganar en un sorteo o concurso de estos es de 1 entre 250 (más o menos) y encima te costará dinero – aunque Andrew dice que cree que «salió ganando». Aparte de eso, un «pequeño detalle»: ahora mil empresas tienen todos sus datos personales, gracias a lo cual sufrirá un acoso marketiniano eterno tanto por correo como en su buzón físico durante el resto de su vida. ¡Ouch!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear