Por Economía Digital — 20 de Diciembre de 2016

Una de las eternas promesas incumplidas de la tecnología –al estilo de la de la oficina sin papel– es la de poder evitarnos tener que andar encima con todas nuestras tarjetas de crédito, de clientes habituales, etc.

En este sentido el móvil, que se ha convertido casi en un nuevo apéndice, parece la herramienta ideal para facilitar esto, y tecnologías como Apple Pay sirven precisamente para esto. Recién incorporada por Carrefour, se puede usar desde ya en más de cien tiendas Carrefour, aunque pronto se irá extendiendo a más, se puede pagar con la tarjeta Carrefour PASS sin llevarla encima.

Carrefour se convierte así en la primera empresa de distribución en España en incorporar este método de pago, que en los Estados Unidos lleva implantando ya algo más de dos años.

Añadir la Carrefour PASS a Apple Pay es un proceso muy sencillo –basta con añadirla a la aplicación Wallet del iPhone– en el que tan siquiera es necesario teclear el número de la tarjeta y la fecha de caducidad, pues el propio teléfono se encarga de hacerlo con la cámara. Eso sí, hay que introducir el código de seguridad a mano y luego un código de verificación que activa la tarjeta en el móvil.

El proceso de pago en sí es tan sencillo como acercar el iPhone al lector mientras tocas el sensor Touch ID. Es además un pago seguro que queda protegido no sólo por tu huella digital –que difícilmente te podrán robar sin que te enteres– sino que además los datos de la tarjeta propiamente dichos no están almacenados en el teléfono ni en los servidores de Apple.

Lo que sucede cuando se añade una tarjeta a un iPhone o a un iPad es que Apple Pay le asigna un número de cuenta específico a esa combinación de tarjeta y dispositivo, que es lo que se almacena convenientemente cifrado en un chip especial para eso; luego cada compra resulta autorizada mediante un código de seguridad que se genera sobre la marcha de tal forma que ni Apple ni, en este caso Carrefour, manejan los datos de la tarjeta.

Apple Pay y Carrefour PASS en el Apple Watch

También es posible pagar desde un Apple Watch, aunque para eso primero es necesario haber añadido la tarjeta a la aplicación Wallet del iPhone asociado a ese Apple Watch.

Eso sí, debido a que es necesario que el dispositivo que vas a usar con Apple Pay tenga un chip NFC es necesario disponer de un iPhone 6 o posterior o de un iPad 2 o posterior.

Una ventaja adicional de añadir la tarjeta Carrefour PASS al iPhone es que quien haga esto podrá pagar también en cualquier otro establecimiento que acepte pagos a través de este método, ya que los importes se cargarán a la Carrefour PASS igual que cuando se usa una tarjeta de crédito tradicional, pues de hecho la tarjeta Carrefour PASS es una tarjeta de crédito y como tal sus usuarios pueden seguir disfrutando de todas sus ventajas aún usándola a través de Apple Pay.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear