Por Economía Digital — 7 de Noviembre de 2016

Tecnocalculadora¿Pensando en cambiar de trabajo? Como es lógico uno de los factores claves en tan vital decisión suele ser el salario, pero a veces es difícil saber a qué atenerse: ¿Hasta qué cantidad es razonable aspirar? ¿Es mejor cambiar o plantarse? ¿Seguir siendo un Dilbert cualquiera toda la vida o soñar con ser un Wozniak? He aquí que llegó la Tecnocalculadora.

A diferencia de otros países aquí tenemos la mala costumbre de «no hablar mucho de dinero» con otros profesionales porque se considera casi de mala educación, aunque en Silicon Valley sea algo normal, cotidiano e incluso sano – al igual que el hecho de «escalar peldaños» en la carrera profesional.

La solución a la que han llegado en Tecnoempleo es aprovechar las más de 5.000 ofertas especializadas en tecnología de 17.000 empresas que usan su base de datos para crear una Tecnocalculadora, que básicamente compara el salario y condiciones personales con datos estadísticos reales de ofertas similares según varios factores.

Probar la tecnocalculadora es muy sencillo: basta indicar el salario bruto actual (el total anual), la experiencia profesional (años) y la provincia en que se preferiría trabajar. El resto de datos –como las tecnologías en las que mejor te desenvuelves o tu función profesional actual– ayudan a afinar los cálculos.

Tecnocalculadora
Los niveles salariales los muestra un personaje llamado TIC-Geek, de 1 (imberbe) a 5 (superhéroe)

El resultado lo indican unos simpáticos muñecos y una cifra: si por ejemplo tu salario es de 25.000 euros anuales y ves que el promedio para puestos similares en tu provincia es de 32.000 euros tienes buenas razones para exigir justicia (y una subida en enero)… O bien saberlo te dará confianza suficiente como para confirmarte que hay vida «ahí fuera» y que además se paga mucho mejor que en el lugar en que trabajas. Y si por el contrario tu puesto está sobrevalorado, mejor para ti.

¿Quieres subir por la escalera de los salarios? Pues toca ir a tecnoempleo.com (o descargar su app), registrarte como candidato o actualizar tu CV si ya estás registrado, y completar tu perfil con datos personales y académicos, experiencia laboral, perfil tecnológico, cursos… Cuantos más datos se incluyan, mejor y más fácil se lo estarás poniendo a las empresas que buscan candidatos.

Para evitar teclear de más se puede subir tu CV en un archivo y el sistema se encargará de rellenar los campos correspondientes.

Y una vez registrado, a buscar ofertas, crear alertas que avisen de nuevos puestos específicos, ver las ofertas «fresquitas» de las últimas 24 horas … Todo esto se puede hacer además en una especie de «modo camuflaje» para que «nadie que no deba» pueda ver que te estás ofertando. Y los mensajes con las empresas se pueden ver directamente en un buzón del propio servicio, para mantener la privacidad. Que aunque esté muy bien eso de hablar de salarios y comparar, todo lo demás queda en la intimidad de las negociaciones.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear