Por Economía Digital — 19 de Febrero de 2016

Ropa, gadgets de todo tipo, libros, discos, complementos deportivos, joyas…

A lo largo de nuestra vida todos vamos acumulando cosas que, si bien en su momento nos gustaron y disfrutamos de ellas (o no, que también hay regalos que se las traen) al cabo de un tiempo dejan de ser especiales y terminan arrinconadas en un trastero, en el fondo de un cajón, o cogiendo polvo en una estantería.

Pero hay una opción mejor: vende a tus ex en eBay. Ya se sabe que la basura de un hombre es el tesoro de otro, y viceversa.

Tus ex encontrarán un nuevo dueño que será feliz con ellos; tú te harás con unos eurillos que te ayudarán a sobrellevar la pena de la ruptura y adquirir nuevos objetos que sustituyan a esos ex con los que una vez fuiste tan feliz.

eBay es el sitio de compraventa más grande del mundo, así que si en algún lugar puedes encontrar a quien colocarle tus ex o encontrar aquello que buscas, es difícil que puedas encontrar uno mejor.

Por lo general se asocia a eBay con subastas, y en efecto ese es el sistema tradicional de ventas en el sitio, aunque también puedes poner tus cosas a la venta con un precio fijo, y ahora también puedes optar por la nueva venta Express, en la que CashConverters te hará una oferta por tu ex; si aceptas ellos pasarán a recogerlo por donde les indiques y te lo abonarán en menos de 24 horas.

eBay ofrece, además, un gestor de envíos que facilita la logística posterior a la venta, tanto a la hora de obtener la dirección del comprador como a la hora de hacer el envío, con precios muy buenos, y si además optas por usar PayPal como método de pago tanto tú como vendedor como el comprador estaréis protegidos en todo momento.

Así que no lo dudes, dales otra oportunidad a tus ex, tú y ellos os lo merecéis.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones