Por @Wicho — 18 de Agosto de 2013

Mezek por Yann & André Juillard4 estrellas: mola Mezek. Guión de Yann, dibujos de André Juillard.

En 1948 Israel acaba de declarar su independencia, y a duras penas consigue equipar su fuerza aérea, ni con pilotos ni con aviones.

Con sólo tres pilotos nacidos en el país no le queda más remedio que contratar mercenarios dispuestos a volar a cambio de dinero, sin poder hacer demasiados ascos a su pasado; en cuanto a los aviones, les pasa tres cuartos de lo mismo, y aparte de conseguirlos mediante engaños el único país que le vende cazas es Checoslovaquia.

Y lo que les vende no es ninguna maravilla, sino el Avia S-199, una especie de híbrido que montaba el motor y la hélice de un Heinkel He 111 en un Messerschmitt Bf 109G.

Un Mezek

Conocidos como Mezek (mula) por los pilotos checoslovacos, no eran un avión especialmente popular entre ellos, en especial por lo complicado que era al despegar y aterrizar debido al enorme par motor y a que la sincronización entre las armas del morro y la hélice tendía a no funcionar muy bien, por lo que en más de una ocasión un piloto de la fuerza aérea israelí terminó derribándose a si mismo.

En este entorno, durante la primera guerra árabe-israelí, Björn, uno de los mercenarios, tendrá que preocuparse no solo por sobrevivir a las peculiaridades de su montura sino también a los problemas que causan las intrigas las distintas facciones que existen dentro del estado de Israel, por no hablar de un detalle de su pasado que será crucial.

Otro cómic que hará las delicias de los aerotrastornados, con una historia interesante y unos dibujos con suficiente atención al detalle como para que a ninguno le provoque una subida de tensión arterial.

  • El Gran Duque, otro cómic de ambientación aeronáutica con guión de Yann.
  • As de Pique, otro cómic de aviones que ningún aerotrastornado debería perderse.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear