Por @Wicho — 2 de Marzo de 2020

Portada de El eternauta – Oesterhelsd/Solano

Durante la presentación de Netflix en Argentina Reed Hastings, director ejecutivo de la compañía, ha confirmado que van a hacer una serie de El eternautaa. Si todo va según lo previsto se estrenará a finales de 2021 o principios de 2022. Será dirigida por Bruno Stagnaro y contará con la colaboración como consultor de Martín Oesterheld, nieto de Héctor Oesterheld, el autor de la historia original.

Ambientado a finales de los 50 en Buenos Aires El eternauta narra cómo se enfrentan a una invasión alienígena un grupo de amigos que se ven aislados en casa de uno de ellos cuando comienza la invasión. Es, probable y merecidamente la obra más conocida del cómic argentino. Fue publicada por entregas entre 1957 y 1959 en la revista Hora Cero. El guión era de Héctor Oesterheld; las ilustraciones de Francisco Solano López.

En 2008 se hablaba –por enésima vez– de una película basada en el cómic, y en esta ocasión con visos de que el proyecto iba a fructificar. Pero una vez más quedó en nada por problemas con los derechos sobre la obra. Aunque parece ser que en este caso ese asunto ya está solucionado.

Así que esperamos con «ansiaviva» la llegada de esa serie.

(Vía Ale Agostinelli).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 19 de Diciembre de 2019

The Far Side

Hoy es un gran día, porque la que es considerada una de las mejores tiras cómicas relacionada con la ciencia, The Far Side, tiene por fin «hogar oficial» en Internet. Estas viñetas se publicaron entre 1980 a 1995, así que estamos en su 40º aniversario.

Es difícil no conocer The Far Side –sería como en España no conocer las viñetas de Forges– más que nada porque sus escenas suelen estar fotocopiadas, recortadas y pegadas en las paredes de despachos, aulas y laboratorios. Su creador, Gary Larson, siempre se sintió atraído por la naturaleza, el comportamiento de los animales, la ciencia y el humor absurdo. Una mezcla irrestistible.

The Far Side (C) Gary Larson / www.thefarside.com
«¡Madre mía! No sólo están en el planeta equivocado,
sino también el sistema solar equivocado…
Quiero decir, un planeta equivocado lo puedo entender,
pero… ¿Todo un sistema solar?»

Larson «retiró» la tira cómica hacia 1995 por puro agotamiento, momento en que eso llamado Internet comenzaba a bullir. Pero había que enfrentarse a un nuevo medio en el que todavía no estaba muy claro cómo iba a funcionar en cuanto a la difusión del arte y la cultura, las copias, las ventas en formato electrónico, en tiendas y demás. Larson entendió que aquello era «como la madriguera de conejos» de Alicia, y que en ese momento no podía tener control sobre cómo se difundía su trabajo: la gente lo copiaba y reproducía de todas las formas posibles… así que decidió luchar contra ello. Como explicábamos hace unos años:

Larson se ha caracterizado por una lucha tremenda a lo largo de los años para que su trabajo no se difundiera por Internet «de forma descontrolada». Escribió una carta a los fans en el año 2000 agradeciendo los homenajes y menciones que aparecían en diversos sitios, pero pidiendo que sus viñetas no se enviaran a Internet. Esto parece que funcionó mejor que las cartas de abogados de tipo cease and desist y por lo general parece que sea ha respetado – lo cual nunca sabremos si ha sido bueno o malo para su trabajo, porque la ha restado una visibilidad tremenda que quizá le hubiera hecho vender más libros, camisetas, series animadas y todo tipo de productos.

Ahora en una nueva carta abierta reconoce que a su edad se sigue sintiendo «perdido» en el mundo tecnológico, pero que entiende que hay muchos fans de sus trabajos y que el hecho de que exista un sitio oficial donde leerlas es bueno: la gente podrá disfrutarlas, enlazarlas y reproducirlas ocasionalmente, aunque legalmente sigan manteniendo las limitaciones propias del copyright y pide a quienes han reproducido sus tiras que enlacen siempre a la web oficial.

De este modo ahora The Far Side tiene una magnífica web con una tienda con sus libros, una colección de bocetos y la portada tiene como nombre Dosis diaria, una viñeta nueva cada día. No te lo pierdas.

(Vía The Verge.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 30 de Noviembre de 2019

{Anotación libre de spoilers; los vídeos no tanto, así que si todavía no has pasado de los tres o cuatro primeros episodios de la serie… Mejor espera un poco.}

Watchmen (2019) es una serie de Damon Lindelof con el mismo título que la mítica novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons publicada en 1986. Como es sabido la serie se sitúa después de Watchmen: transcurre en la era actual, pero en el universo alternativo que ya dejó entrever la novela: los americanos ganaron en Vietnam, hay héroes y superhéroes de diverso origen y otras rarezas. Es también sabido que el final del cómic y la película diferían (aunque con similar resultado e intención); la serie de hecho continúa con lo establecido en el cómic y no en el final de la película, así que nada mejor que repasarlo.

Este primer vídeo de The Art of Film de Insider se recrea en explicar Qué es lo que hace que Watchmen sea genial, concentrándose en la obra que «elevó el arte del cómic a otro nivel». Explica que Watchmen prácticamente inventó el concepto novela gráfica para elevar a los cómics de «nivel» en la cultura de los 80. Es un análisis preciso y precioso, con imágenes del cómic, y voy a estar furiosamente de acuerdo en todo lo que se dice.

Como unas cosas llevan a otras –especialmente en YouTube– y Watchmen está de moda porque la serie gotea un nuevo capítulo cada semana, llegué también a este otro vídeo de Looper sobre La historia no contada de Watchmen que incluye imágenes de la película, la series y algunas entrevistas de Wired. (Aquí se habla más de detalles de la serie y cómo encajan con la historia original, de modo que es mejor haber visto los 3-4 primeros episodios antes de verlo.) Repasa algunos de los temas de la obra, como la violencia y el lado (cuestionablemente) fascista de los personajes; algunas curiosidades sobre los orígenes de los superhéroes y los crossovers y detalles compartidos por cómic, película y serie. Y para quien no lo sepa: también hay varios cómics de precuela titulados, apropiadamente, Before Watchmen (aunque de eso no se habla).

Watchmen / portadas originales

Un hilo interesante que encontré en Twitter al respecto también recientemente fue este de Nacho Vigalondo sobre Watchmen, donde habla sobre algunos de los motivos visuales del cómic; parece toda una obra de ingeniería y numerología, pero es genial.

La propia novela gráfica era una obra, como aquí se recuerda, digna de ser leída y releída para apreciar todos los matices. A veces parece un puzzle en el que cada detalle encaja y cuando se repasa se entiende por qué encaja. En la serie de HBO se ha puesto tanto cuidado en preservar y amplificar esto que el resultado es absolutamente genial.

El resultado es que si se suman la novela gráfica, la película, la serie e incluso diría que el Before Watchmen se puede ver cómo todos los puzzles encajan en un gigantesco megapuzzle más fascinante todavía. Esa, y no otra, es la razón de la grandeza de una obra atemporal, que bien podría recibir ese título de «mejor obra de todos los tiempos»… Al menos de los tiempos modernos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 9 de Agosto de 2019

The Boys

The Boys (2019) es una impactante serie de superhéroes del lado oscuro un tanto fuera de lo común, con una producción más que decente, una cinematografía cuidada y un guión sobresaliente. Son ocho episodios de una hora que se disfrutan a gusto, con un arco argumental completo que engancha a partir del segundo episodio. Eso sí: un gran aviso inicial advierte que es «muy para adultos» por la presencia de violencia + gore, sexo, drogas, palabrotas y algunas cosas más. Un poco de tripas asquerosas, irreverente y bestia sí que es –estilo Deadpool– aunque quizá un puntito más allá de lo necesario.

Dejando de lado las parodias sencillas y las historias de superhéroes suplentes de baratillo de las últimas épocas (The Tick, Titans, Umbrella Academy, Luke Cage, etcétera) The Boys recuerda más a cómics y películas como Irredeemable, o incluso Kick-Ass o Heroes aunque lo más cercano sería quizá Watchmen, a los que lógicamente no puede hacer siquiera sombra. Y es que más que héroes son «vigilantes», en el sentido americano, con los dilemas incluidos en el pack.

The Boys

La historia se desarrolla en un presente en el que hay superhéroes que no se sabe muy bien cómo han adquirido sus superpoderes, algunos más poderosos que otros, con Patriota como parodia de Superman, Reina Maeve como Wonder Woman, A-Train como Flash, Profundo como patético Aquaman y otros. Una especie de «cara b» de la Liga de la Justicia, en chungo. En ese mundo los superhéroes son celebrities de primera magnitud y están hipercomercializados con todas las técnicas del márketing: viven en una especie de reality show con vidas milimetradamente guionizadas, cámaras que graban sus hazañas, equipos de apoyo logístico, figuritas de acción, patrocinios, representantes en redes sociales y medios… el kit completo.

A raíz de una serie de fortuitos acontecimientos relacionados con el protagonista –un vendedor de gadgets de una tienda de electrónica– y de la nueva heroína del grupo, Luz Estelar, los espectadores descubren que las cosas son mucho más oscuras y turbias de lo que parecen en ese idílico mundo: todos tienen un pasado –tirando a tenebroso– y los más sucios secretos imaginables. La historia se va complicado con unas situaciones tapando otras, decisiones morales cuestionables, mucho de política, algo de religión, debilidades humanas, traición… Un tutti-fruti de emociones, vamos. Lo típico de cuando se abusas de los superpoderes.

Al igual que en cómics como Superior o Irredeemable en The Boy tenemos a la figura del «superhéroe superpoderoso» (Patriota) capaz de hacer temblar los cimientos morales de la sociedad, los gobernantes y el resto de superhéroes. ¿Es capaz de ayudar a toda la raza humana? ¿Debe obedecer a alguien? ¿Es un héroe o en realidad un tirano? ¿Cuál es la medida de la moralidad de sus acciones? Esa es quizá la parte más interesante de la serie, aunque además de eso tiene también momentos muy hilarantes –especialmente con Profundo, cuyo superpoder va poco más allá de «hablar con los peces»– y algo de acción militar y policíaca. Definitivamente apropiada para matar unas cuantas horas en verano. Nunca mejor dicho.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear