Por @Alvy — 22 de Septiembre de 2021

2001, una odisea del espacio / el comic / Marvel / Jack Kirby

Vi pasar por @TheSpaceshipper unas imágenes de algo que parecía una versión en cómic de 2001: una odisea del espacio (1968), la mítica película de ciencia-ficción de Stanley Kubrick inspirada por el libro de Arthur C. Clarke. Tras soltar un lógico WTF? busqué algo más de información y encontré algo más sobre esta auténtica extravagancia creada por el mismísimo y no menos legendario Jack Kirby.

Entre otras cosas el cómic vio la luz en 1976, unos ocho años después del estreno de la película. Además de ser una adaptación bastante fiel parece que el cómic prosiguió como una serie mensual, que exploraba las andanzas del monolito en otras épocas; hay portadas y viñetas en los que se ven personajes primitivos y simiescos. De un modo u otro se canceló tras los diez primeros números y por diversas cuestiones no se sabe si editoriales o legales nunca se volvió a reeditar. La edición Treasury Special, que se vendía por 1,50 dólares en su día, tiene ya un precio interesante (más de 100 euros).

En este vídeo de NowThis Nerd se cuentan más cosas sobre este extravagante y sin duda algo bizarro cómic. Y digo bizarro porque la verdad es que hay que tenerlos cuadrados para adaptar la magna obra de Kubrik al formato cómic. Sin embargo era algo a la altura de alguien que ha creado personajes como Thor, X-Men, Los 4 Fantásticos, Los Vengadores o Silver Surfer.

Tal y como cuentan los responsables del Jack Kirby Museum and Research Center, que guarda información sobre muchas de estas obras del genio del cómic, hay un interesante contraste entre las límpidas y asépticas imágenes de 2001, la película, y las dinámicas viñetas de colores brillantes repletas de acción de Kirby. Dos formas de ver una misma obra que según parece se complementan perfectamente.

En Tebeosfera tienen también algunos datos más sobre esta obra, de la que al parecer Bruguera editó los ocho primeros números (pero no el primer especial, que es el que adapta la película) y que sin duda sería interesante de ver. En Cualia.es hay otra reseña que habla de que la obra de Kirby es más bien «una curiosa fusión entre lo que se había visto en la pantalla y lo que se podía leer en la novela», tomando elementos de ambas.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 25 de Agosto de 2021

Portada de Block 109Block 109 por Vincent Brugeas y Ronan Toulhoat. Akileos (12 de septiembre de 2018). 200 páginas.

El 22 marzo de 1942 Hitler es asesinado por un francotirador en Munich durante un acto del partido nazi. Tras la correspondiente purga entre los altos cargos del partido, relacionados o no con el asesinato, Heinrich Himmler es nombrado canciller del Reich mientras que Reinhard Heydrich recibe el cargo de Reichsführer–SS.

En marzo de 1943 Himmler crea el Nuevo Orden Germánico y pone a Zytek, una persona de su confianza, como Gran Maestre. Para los miembros de Nuevo Orden Germánico los nazis son peores que el hombre blandengue.

Militarmente las cosas le van bastante bien a Alemania al no depender de las nefastas decisiones de Hitler. Así no es sino hasta julio de 1944 –y no junio de 1941– cuando lanza la Operación Barbarroja para invadir la Unión Soviética. Pero además el programa de desarrollo de armas nucleares y misiles culmina con éxito y en mayo de 1945 los Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá son arrasados en un holocausto nuclear, lo que deja como enemigo a batir a la URSS.

En noviembre del 47 Himmler muere en un accidente. O en algo que parece un accidente. Y para diciembre Zytek es nombrado presidente Gran Consejo del III Reich aún a pesar de la férrea oposición de Heydrich.

Pero entre enero y marzo de 1950 las fuerzas armadas alemanas sufren una gran derrota en Járkov y pierden la iniciativa mientras que el alto mando no se atreve a usar armas nucleares contra la URSS por temor a que la radiación termine por alcanzar a Alemania y sus territorios conquistados en Europa. Las cosas se están torciendo tanto en el aspecto militar que a finales de año se acepta en la Wehrmacth soldados no alemanes y pronto también mujeres.

Sin embargo todo es en vano y en 1953 las fueras soviéticas ya están a punto de conquistar Marienburg (Polonia), el último bastión alemán antes de tener el camino expedito hacia Berlín.

Así que toca recurrir a medidas desesperadas como la utilización de un suero que tendría que haber producido supersoldados. Sólo que el suero no funciona como es debido y quienes se ven expuestos a él se convierten en unos seres cuyo único interés es atacar cualquier ser humano no infectado independientemente de su nacionalidad.

En este contexto Berlín las tensiones entre Zytek y los viejos miembros del partido Nazi están por las nubes y pronto empieza a haber enfrentamientos entre las distintas facciones que quieren hacerse con el mando y poder decidir la estrategia a seguir.

Dejando aparte el rollo zombie, que me ha sobrado un poco, la historia que cuenta este cómic, centrada en los días en los que termina por estallar el conflicto entre las distintas facciones alemanas, nos muestra un mundo en el que la población mundial apenas es un 30% de la de 1938; un mundo en el que los intereses del complejo industrial armamentístico alemán para seguir con la guerra priman sobre cualquier otra consideración; un mundo en el que Zytek tiene un plan que quizás no sea lo que espera nadie y en el que quizás sólo el sargento Steiner pueda pararlo.

Una terrible ucronía que pone los pelos de punta y más aún porque se parece mucho a lo que podía haber sucedido en nuestra línea temporal. De nuevo, zombies aparte, claro.

Una salvedad: lo leí en francés; que yo sepa no hay traducción oficial al español.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 26 de Junio de 2021

Estaba esperando a tener unos días relajados para poder disfrutar de Invincible [Prime Video], una serie animada de superhéroes mucho más profunda de lo que parece, cuyo tráiler ya tenía pintaza, y la verdad es que la he disfrutado porque me ha sorprendido gratamente mucho más allá de lo esperable. Son ocho episodios largos de unos 50 minutos. Si te gustaron The Boys Kick-Ass o incluso Superior, vas a disfrutar de lo lindo.

La serie se presenta como el nacimiento de Invencible, el alter ego de un joven de 17 años que resulta ser el hijo del superhéroe más poderoso del planeta. Con la pubertad le llegan los superpoderes y tiene mucho que aprender, sobre todo en un mundo en el que hay superhéroes y supervillanos por doquier, agrupados en bandas y equipos justicieros. Pero la serie esconde tras las típicas historias de jovenzuelos de instituto y escenas familiar algo mucho más… duro. Tan duro que es imposible terminar de ver el primer episodio sin quedarse con la boca abierta.

En la serie todos los personajes son redondos: por sus nombres y aspectos ya se adivinan sus especiales habilidades, ni siquiera necesitan introducción. Tira de tópicos al máximo, hasta el punto casi de la parodia, pero añade el realismo de «la vida misma» con sangre, muerte y destrucción por doquier, daños colaterales, dramas humanos y dilemas imposibles. Aquí no se libra nadie y en unos pocos episodios que transcurren en cuestión de semanas acabas cuestionándote todo sobre los personajes que acabas de conocer, su mundo y el sentido de sus vidas.

Invincible es sin duda una serie para adultos en la que hay crueldad máxima, sangre y vísceras –aunque sean de de «dibujos animados»– no apta para niños a menos claro que sean, como suelo decir, «niños de esos que ya han visto de todo» que es lo que suele suceder hoy en día. (Uno de sus creadores proviene del equipo de The Walking Dead, así que imagina). Es una serie completamente redonda en la que todo lo que ocurre tiene un porqué, donde cada personaje está exprimido al máximo y de la que incluso se podría soñar con más temporadas y una versión con actores, a lo Watchmen. No tengo ni idea de sus planes, pero los personajes e historias de fondo dan para eso y mucho más.

Bonus: para quien se inventó la forma de presentar el título de la serie en cada episodio, justo la primera vez que se pronuncia la palabra Invencible. (Y hasta diría que la cantidad de manchas de sangre es proporcional a la violencia desarrollada en ese episodio.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 17 de Junio de 2021

Blade Runner | Tom McWeeney

Tom McWeeney es un artista que tiene en Behance diversas series de personajes de películas recreados al estilo «serie animada». Son auténticas maravillas que van desde Blade Runner a Terminator, Conan o Kill Bill. Y hay quien se pregunta si de verdad no podrían hacer una serie animada con ellos.


Blade Runner | Tom McWeeney

La verdad es que echar un vistazo a su archivo es impresionante, por la calidad y estilo, siempre centrados en el campo de la ciencia-ficción, la fantasía y los superhéroes como temas favoritos. No hay que perderse tampoco clásicos como Alien, La cosa o, un poco diferente, su montaje con personajes de DC: Fight like a girl.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD