Por @Wicho — 6 de Septiembre de 2022

Tenía muchas ganas de ver el resultado de la serie de Netflix que adapta The Sandman. Y aunque he de reconocer que hace demasiado tiempo desde la última vez que leí los cómics, así que a lo mejor me he perdido cosas, la verdad es que me ha gustado. Pero también he de decir que me queda alguna duda de si alguien que no conozca un poco del personaje y su(s) mundo(s) la podrá seguir del todo bien. Eso sí, es una serie para ver en pantalla grande para poder ver los muchos detalles que se medio esconden en muchas escenas. O en una pantalla pequeña pero con ojos menos cansados que los míos. Y para ver varias veces para no perderse esos detalles.

La serie adapta los dos primeros volúmenes de los cómics, Preludios y nocturnos y La casa de muñecas; incluye también los relatos cortos e independientes El sueño de un millar de gatos y Calíope del volumen País de sueños.

Por si no sabes de qué va, y sin spoilers importantes, Preludios y nocturnos cuenta como en 1916 Sueño es atrapado accidentalmente por Roderick Burgess, quien en realidad buscaba capturar a Muerte para que le devolviera a su hijo recientemente fallecido en la Primera Guerra Mundial. Pero Morfeo –otro de los muchos nombres de Sueño– no puede concederle eso; de hecho se niega a comunicarse con él ni con nadie. Sin embargo, Burgess se hace con los tres objetos en los que reside el poder de Sueño: un saco de arena, un casco, y un rubí, y empieza a usarlos para sus propios fines. Por otro lado, al faltar Morfeo de su reino, las cosas se descontrolan tanto allí como en el MundoReal™.

Sueño recién atrapado visto desde arriba. Está tapado por su capa y a su lado se ven el saco de arena, el casco y el rubí
Sueño recién atrapado – Netflix

Más de cien años después, Morfeo consigue escapar de su prisión y regresar a su reino, donde descubrirá todo el daño que ha hecho su ausencia. Así que tendrá que ponerse en marcha para recuperar sus objetos perdidos y así poder deshacer el daño hecho en ese tiempo. O al menos intentarlo.

Por su parte La casa de muñecas habla de cómo Sueño tiene que enfrentarse a la aparición de un vértice, un ser humano capaz de eliminar las barreras entre el mundo de los sueños y el mundo de la vigilia. Sólo aparece uno cada muchos miles de años. Pero si su habilidad no se mantiene bajo control es capaz de acabar con el universo.

Los dos volúmenes –todo Sandman, en realidad– me han parecido siempre un derroche de imaginación y erudición que mezcla ideas y conceptos que vienen de muchos sitios pero que funcionan muy bien una vez pasadas por el tamiz de la mente de Neil Gaiman. Son una grandísima reflexión sobre lo que es ser humano y los sueños y pesadillas que creamos, muchas veces expresada por la incapacidad del protagonista para entendernos.

Así que si siempre recomiendo el cómic, también lo hago con la serie. A fin de cuentas el propio Gaiman ha dicho por activa y pasiva que esta es una versión de Sandman aprobada por él tras muchos años de luchar contra intentos mediocres de adaptarlo al cine o la televisión. Así que quién soy yo para discutirlo.

Y si te preocupa que algunos personajes hayan cambiado de género, raza, u orientación sexual en la serie respecto a los cómics, es que no has entendido nada.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 7 de Junio de 2022

Portada de «Judge Dredd By Brian Bolland: Apex Edition»Judge Dredd By Brian Bolland: Apex Edition. Editado por David Roach. Rebellion (22 de junio de 2022). 128 páginas. Inglés.

El Juez Dredd es uno de mis personajes de cómic favoritos de todos los tiempos. Y entre quienes lo han dibujado a lo largo de su historia, mi favorito es sin duda Brian Bolland. Así que en cuanto vi que iba a salir este tomo, no pude dejarlo pasar.

Recoge en sus 128 páginas, a tamaño real, reproducciones de muchos de los originales que Bolland dibujó con el personaje. Los escaneos, cuidadosamente realizados y editados, incluyen también los bocadillos que el personal de la editorial colocaba sobre los dibujos. Permiten admirar el trabajo de Bolland con una calidad que hasta ahora solo algunas personas –las poseedoras de los originales recopilados en el tomo– podían ver.

David Roach, quien se encargó de localizar las láminas a lo largo y ancho del planeta, explica el proceso en Creating the Judge Dredd by Brian Bolland Apex Edition: A How-to Guide for the Rash and Enthusiastic. No ha sido nada fácil, en especial teniendo en cuenta que un cierto número de las láminas han terminado en manos de esas personas por métodos digamos poco ortodoxos. De hecho hay algunos originales que nadie sabe dónde están. Pero sí se sabe que no están en los archivos de la editorial. Al final pudo localizar más o menos un tercio de la producción de Bolland relacionada con Dredd.

Una de las láminas incluidas: el Juez Cal sentenciando a Dredd
Una de las láminas incluidas: el Juez Cal sentenciando a Dredd a 20 años en la colonia penal de Titán

Pero el resultado es una verdadera delicia. Es, como él dice, «una especie de exposición de arte portátil, que reúne obras de arte de colecciones dispares que casi con seguridad nunca podrían reunirse en la vida real, en un solo lugar».

Eso sí, aunque había leído las dimensiones del tomo, no las había interiorizado. Es enorme. No sé dónde voy a meterlo. Pero desde luego tiene desde ya un lugar de honor en mi colección. Y es que además he tenido la suerte de poderme hacer con un ejemplar firmado por el mismísimo Brian Bolland.

_____
El enlace a Amazon incluye nuestro código de asociados. Así que si compras allí el libro o algún otro título o cosilla después de haber hecho clic en él lo mismo ingresamos algo de dinero por ello.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 25 de Mayo de 2022

La app de ComiXology indicando que con una cuenta española no puedo comprar
La app de ComiXology indicando que con una cuenta española no puedo comprar a través de ella

En 2014 Amazon adquirió ComiXology. Después de la compra la dejó funcionar de forma independiente. O al menos de forma transparente para quienes la usábamos, que solo tuvimos que fusionar nuestras cuentas. Pero en 2021 anunciaron que iban a integrar todo, algo que al final terminó retrasándose al 17 de febrero de 2022. He esperado tres meses a ver si la cosa mejoraba pero no. La integración ha sido desastrosa. O, en román paladino, una mierda. Al menos para quienes no vivimos en los Estados Unidos o el Reino Unido.

La primera víctima ha sido la experiencia de compra. Si la web o la app de ComiXology mostraban todo organizado por categorías, colecciones, y temas, y con un buscador que funcionaba, en Amazon… es una búsqueda en Amazon con todo lo que eso conlleva. Porque es un secreto a voces que el buscador de Amazon no funciona. O la base de datos que hay detrás es una porquería. Me da igual. Ahora no hay manera de ver los ejemplares de una serie. O una colección. A duras penas podrás ver las obras de un autor ordenadas por fecha; pero suerte si las quieres ordenar por idioma, por ejemplo. Eso sí, puedes usar el buscador de cómics de Amazon.com para frustrarte y ver lo que no puedes comprar.

Por si eso fuera poco hay algunos cómics que antes estaban disponibles y ahora ya no. Buena suerte de nuevo si te quedaste a medias con una serie que quieras completar. Aunque al menos no te quitan los que ya hubieras comprado. Por ahora.

La segunda víctima han sido las suscripciones. Si tenías una suscripción a una serie y no vives en ninguno de los dos países afortunados, tu suscripción habrá sido cancelada sin opción a recurso. Y no hay forma de reactivarla. Buena suerte otra vez a la hora de intentar encontrar los siguientes ejemplares en el buscador; al punto anterior me remito.

La tercera, las copias de seguridad. Antes a través de la web de ComiXology podías bajarte copias sin DRM de tus cómics. Ya no.

Por suerte la app de ComiXology sigue dejando leer los cómics que ya tuvieras y los nuevos que compres después de la fusión. Si los encuentras. También la app de Kindle permite leerlos. Pero es un poco como arrancarse una muela sin anestesia. Vamos, que no lo recomiendo.

No sé qué pasará en los próximos meses, aunque espero que vayan actualizando la app de ComiXology para dar soporte a otros países y que conserve su habilidad para organizar cosas. Aunque no las tengo todas conmigo. Y también estaría bien que recuperaran las suscripciones y las copias de seguridad. Pero de nuevo no las tengo todas conmigo.

Pero por ahora, por si no se ha notado, estoy muy descontento. Vaya desastre. Por si no lo había dicho.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 4 de Mayo de 2022

Si de pequeños alucinabas con los gigantescos brutos mecánicos del Doctor Infierno y jugabas a hacer volar a mano el Jet Scrander para recoger a Mazinger Z y acabar con sus mortíferos enemigos a base de rayos láser y «fuego de pecho» estás de suerte: en el siempre educativo canal de Meatball Studios el artista Álvaro Gracia Montoya ha recopilado los mechas (mekas) o robots tripulados más grandes de la ficción para compararlos a «tamaño real» y que podamos hacernos una idea de su grandeza.

La verdad, yo esto de los mechas (pronunciado «mekas») lo tengo tan oxidado como el propio Mazinger Z, aunque hace unos años pude revivirlo a gusto en la sala de cine (¡snif!) con Mazinger Z Infinity. Pero más allá de los mechas de Pacific Rim y algún otro de alguna película hollywoodiense no sigo tan de cerca la cultura del manga y el anime como para entender todas las referencias, aunque me ha sorprendido la variedad… por no decir los tamaños, claro.

A destacar: El Hulkbuster de Iron Man cuenta como mecha, y también el AMP de Avatar. Aparecen muchos mechas de videojuegos, incluyendo Halo, Overwatch y Metal Gear; también está los AT-ST, AT-TE y AT-AT de Star Wars (aunque esos los veo un tanto forzados). El buen Mazinger de toda la vida figura con 18 metros de altura, pero aunque sea colosal sabemos que hay variantes de Mazinger más grandes, aunque esos otros no aparecen en la animación, por desgracia: Great Mazinger con 20 metros, Mazinkaiser con 23 y el Grendizer con 30; además de esos el Infinity del Dr. Infierno en la película creo que es muuucho más alto, unos 600 metros.

Pero aparte de esos, los hay más grandes todavía: Megazord, de los Power Rangers, mide 41 metros y los Unit-01 de Evangelion, unos 70. Los supertitanes de Pacific Rim se mueven en torno a 80 metros de altura, tamaño rascacielos. Más allá están un tal Shiokutazer de 500 metros y el SDF-1 Macross, que pasa de los 1.200 metros. El más grande a esa escala es el Macross Cannon, de casi 6 km de altura (!) Al precio al que va el combustible no quiero ni imaginar lo que gastan.

Entonces cuando comienzan los tamaños burros, burros: el Super Galaxy Gurren Lagann ni los que lo han inventado saben cuánto mide, pero es «algo menos que la mitad de la Tierra», así que digamos 5.000 km. También hay otro llamado Diebuster de 10.000 km, bastante estilizado por cierto para las fuerzas y presión que se generarían, así que no tengo yo claro si eso aguanta sobre un planeta tamaño Tierra. Increíblemente, la cosa no acaba ahí, porque hay un tal Getter Emperor (de Getter Robo) a escala cósmica, «tamaño Vía Láctea»; luego un tal Tengen Toppa Gurren Lagann que es unas 1025 veces más grande que el Gurren Lagann. Finalmente, rompiendo todos los récords irrompibles, hay un tal Super Tengen Toppa que es directamente más grande que el universo observable. ¡A ver dónde lo enchufas para recargar! Parece claro que en la ficción… todo vale.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo