Por @Wicho — 23 de Noviembre de 2006

Scarlet Traces: The Great Game @ Dark Horse Comics 2006Scarlet Traces: The Great Game. 4 estrellas: bueno Ian Edginton (historia), D'Israeli (ilustraciones). Dark Horse Comics. Julio - octubre de 2006, 4 números:

  1. Scarlet Traces: The Great Game #1 (of 4)
  2. Scarlet Traces: The Great Game #2 (of 4)
  3. Scarlet Traces: The Great Game #3 (of 4)
  4. Scarlet Traces: The Great Game #4 (of 4)

Edginton y D'Israeli continúan aprovechando a fondo el universo ficticio planteado por H. G. Wells en La Guerra de los Mundos, y aparte de ver cómo nuestra civilización podría integrar la tecnología capturada a los invasores tras su derrota, aprovechan para meter por el medio tanto personajes reales como Bernard Law Montgomery (Monty) o Barnes Wallis como personajes ficticios como al inventor de la cavorita, ese extraño elemento que repele la gravedad.

Así, Años después de los hechos descritos en Scarlet Traces, probablemente en la década de los 40 aunque no se especifica en ningún sitio, las tropas de la Commonwealth siguen en Marte librando una batalla de aniquilación con los marcianos que intentaron invadir la Tierra en La guerra de los mundos.

El problema es que en la Tierra la población está cada vez más descontenta con la actitud tiránica del gobierno británico, y además hay grupos de gente que se preguntan qué ha sido de todos los hombres enviados a luchar a Marte, de los que apenas han vuelto un puñado de ellos en todos los años del conflicto, y aquellos que han vuelto, salvo algunos altos mandos, además están tan mal que todos han terminado por ser internados en centros psiquiátricos. Incluso algunos de los gobiernos aliados del británico están planteándose retirar sus tropas de Marte.

Charlotte Hemming es una fotógrafa que trabaja para un periódico independiente que está en el punto de mira del gobierno a la que se le ofrece la oportunidad de embarcar camuflada como una agente de inteligencia hacia Marte para averiguar qué está pasando allí, oferta que por supuesto no puede ni quiere rechazar.

Sin revelar mucho más de la trama, una vez allí descubrirá que la realidad es mucho aterradora de lo que hubiera imaginado, y verá como la humanidad libra una batalla a vida o muerte con los invasores.

Aunque la historia está muy bien concebida y dibujada, con unas naves, artefactos y equipamientos bastante creíbles, en mi opinión el problema fundamental es que a Charlotte Hemming le lleva hasta el final del tercer número llegar a Marte y empezar a enterarse un poco de lo que pasa, con lo que los cuatro números se quedan muy escasos y al final toda la acción se precipita bastante, pero aún así, si te gustó Scarlet Traces, no dejes de leer de ninguna manera The Great Game… y no te sorprendas si hay alguna continuación, ya que Edginton y D'Israeli han dejado alguna que otra puerta abierta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear