Por Nacho Palou — 26 de Febrero de 2009

Fuell Cell de Sony

Sony ha presentados dos tipos de baterías de combustible listas para comercializar; un módelo portátil, capaz de proporcionar una semana de autonomía a un teléfono móvil, y un modelo de uso doméstico, con hasta un mes de duración -aunque a priori no entiendo muy bien la existencia de este modelo, ya que dudo proporcione electricidad más barata que la del enchufe.

Una pila de combustible en lugar de almacenar energía -como hacen las pilas convencionales- produce electricidad a partir de un combustible líquido como pueden ser el hidrógeno o el metanol. Es decir, que en lugar de recargarse en el enchufe de la pared se recargan añadiendo combustible.

Sobre el papel, las pilas de combustibles son muy atractivas por su mayor rendimiento y menor contaminación; pero su eficacia y limpieza depende del combusible que utlicen para funcionar, así como de su propia construcción ya actualmente requieren utilizar materiales y minerales escasos y difíciles de extraer, como por ejemplo el platino.

(Vía Xataka, vía Gizmodo.)

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

6 comentarios

#1 — Valgard

Como bien comentas, el mayor atractivo de las pilas o células de combustible es su buen rendimiento y poca contaminación, pero su mayor defecto es que no se pueden considerar una fuente de energía. Es decir, no extraen energía de una fuente natural como podría ser un pozo de petróleo o la luz del sol, sino que aprovecha energía almacenada de una fuente ya extraída. es lo que se llama un vector energético.

El problema en sí no es ése, es que aún no se conoce un método de almacenamiento de energía que de un modo u otro no dañe el medio ambiente. El metanol no deja de ser un combustible que emite dióxido de carbono, mientras que el agua debe ser separada en sus elementos constituyentes para poder ser utilizada en una pila, proceso que requiere energía eléctrica, la cual ya sabemos sus índices de emisión de contaminantes provenientes principalmente de las centrales térmicas.

O sea, que la extensión de las pilas de combustible está ligado a la evolución de la generación de energía eléctrica. Al menos, tenemos un muy buen método de mejorar considerablemente el rendimiento y reducir la emisión de contaminantes en vehículos (el campo de aplicación en el que se pueden sacar mayores mejoras) y, además, se unifican la evolución tecnológica de la producción de energía eléctrica con el de la energía del transporte.

#2 — Nacho

Efectivamente, gracias por la interesante ampliación.

Al menos sobre el papel esta idea era interesante: Plataforma eólica para obtener hidrógeno en alta mar, pero en esencia la raíz del asunto es que seguimos necesitando demasiada energía primaria para obtener energía útil o que sirva para lo que ya hemo desarrollado

Precisamente por lo anterior tal vez hay que volver en la medida de lo posible a ingenios que utilicen más directamente la energía primaria, tal y como son los planteamientos de añadir velas a los barcos y cometas a los cargueros.

#3 — Orayo

El dióxido de carbono no contamina. Por lo demás, de acuerdo en todo.

No se me ocurre una situacion para utilizar estas pilas en vez de un enchufe corriente. Quiza se entendería por no querer tener cables, pero no se me ocurre la situacion.

#4 — Lucio

pues por ejemplo si estas de acampada

#5 — Eduardo

Pues como fuente de alimentación de un sai podría ser interesante.

#6 — Nacho

#3 Orayo - La afirmación de Valgard sobre la emisión de contaminantes creo que queda claro se refiere a la producción de electricidad - no a la emisión de CO2 en sí.