Por Nacho Palou — 14 de Noviembre de 2016

Thanet oli 2015181

Las fotografías de Earth Observatory, tomadas desde el satélite Landsat 8 en junio de 2015, captan algunos de los parques eólicos marinos más extensos instalados en el Mar del norte, cerca de la costa inglesa. El parque eólico del Mar del norte supone el 69 por ciento de la capacidad eólica instalada en mares europeos. Forman parte de él el London Array (que ocupa una superficie de 100 km²), el Thanet (35 km²) y el parque Greater Gabbard (147 km²).

En las imágenes por satélite se aprecia de impacto que tienen las turbinas sobre el lecho aeronoso en el cual se asientan, a una profundidad de entre 20 y 35 metros.

Además de modificar las corrientes de aire en la superficie, la presencia de los aerogeneradores también altera el suelo marino y el transporte de sedimentos: «el hecho de que las olas cercanas a los parques eólicos y sus estelas sean más oscuras significa que el contienen más sedimentos en suspensión» que el mar que lo rodea, explica el investigador Quinten Vanhellemont en Turbid wakes associated with offshore wind turbines observed with Landsat 8.

Londonarray oli 2015181

Las estelas de sedimentos miden entre 30 y 150 metros de ancho y alcanzan varios kilómetros de longitud. La dirección y curvatura de las estelas de sedimentos están determinadas en cada momento por las corrientes de agua dominantes. Esto significa que cambian de dirección en cortos periodos de tiempo, dependiendo del estado del mar y de la marea.

Los investigadores todavía no tienen claro cómo estos cambios en el transporte de sedimentos puede afectar al entorno –explican desde Earth Observatory— y por extensión a la fauna.

Fotografías: NASA / Earth Observatory / Jesse Allen / Landsat.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear