Por Nacho Palou — 18 de Mayo de 2009

Ver vídeo: Plantar después de leer

El papel personalizable con semillas es la versión floreciente del mensaje que se autodestruye después de ser leído: consiste en papel biodegradable al que se le han añadido semillas que quedan entre las fibras. Cuando el papel se planta éste se degrada sin dejar residuos contaminantes y liberando las semillas, que florecen a poco que se cuiden un poco con abono y agua.

Según nos comentan desde Krabelin -que tuvo la amabilidad de enviarnos una maceta y varios papeles para probarlo- ya hay empresas que están enviando mensajes y publicidad con este papel, como hizo Volkswagen para publicitar su Programa CO2 Neutral.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

9 comentarios

#1 — Luisa Santiaga

waa, esto si que es ecologico! además que es super atractivo por que te aleja un poco del escritorio a hacer una actividad que a muchos nunca se les ha pasado por la mente! plantar!!!

#2 — Ricardo

Que interesante, ojala salieran con semillas de alguna flor para dar cartas amorosas que puedan tirar a una maceta :P xD!!! jajaja

#3 — Al

La verdad es que la idea es genial. Solo le veo una pega: la tinta que uses para imprimir sobre ella. Puede que no sea lo más limpio para una planta, pero en cualquier caso, la idea es fantástica. Creo que para el medio ambiente sería fantástico que se popularizase esta forma de propagación. Ya lo de tirar papeles por las calles o en el campo se convertiría en algo incluso sano para el medio ambiente!!

#4 — Sergio Alvaré

Lo único "sano para el medio ambiente" es consumir menos papel. Lo demás sólo son falacias porque la industria papelera es muy dañina para el medio; así que lo que importa principalmente es mejorar el proceso de fabricación, no que el producto que ve el consumidor sea más "verde". Además, ¡está por ver que tirar el papel sea mejor que reciclarlo!

#5 — Sol

me parece buenisimo que alguien tuviera una idea tan genial y practica.. tb apoyo la idea de Ricardo.. uno nunca sabe que hacer con las cartas de amor! tirarlas da pena y se van acumulando ... esta seria una una buena forma de reciclar y a la vez darle una utilidad a la carta.. y que mejor quecdndo vida a una flor!! propongo semillas de Jazmin de Tucuman! que son mis favoritasme ...encanta la idea y quisiera saber donde se los puede comprar ya vivo en argentina.. http://cintialuna.blogspot.com/

#6 — Silvia

¡Qué maravilla! Me ha encantado esa idea. Ojalá se extienda más.

#7 — Alfredo

Así me comunicó Caja de Burgos que dejaba de enviarme correo postal y sólo se comunicaría conmigo por correo electrónico, cosa que yo llevaba pidiendo casi dos años. Tras una semanita, ya han germinado las primeras plantas. Sobre todo, qué gusto no tener que reciclar todos esos recibos que prácticamente ni leía.

#8 — J. Alvarez

Una buena idea de malos resultados. Me explico: esto parece una magnífica idea para diseminar especies invasoras, en especial gramíneas u otras especies pestíferas que pueden así saltar fácilmente de un continente a otro o de una región biogeográfica a otra. Me parece que puede ser muy irresponsable, porque no se sabrá qué semillas son o qué pasará si se asilvestran.

¿Es que nadie ha pensado en esto?

No todo es tan sencillo o tan "guay".

#9 — José

Y ahora la pregunta del millón: ¿cuánto vale cada folio con semillitas?