Por @Alvy — 14 de Octubre de 2007

Hay una leyenda urbana que cuenta que los conductores de autobuses de Malta son ex-presidiarios. Yo no sé si es cierto, pero lo que sí que sé es que tienen una mala leche impresionante. He visto no dejar subir al quinto de un grupo de cinco turistas que querían pillar el bus. He visto mirar obscenamente a las pasajeras. He visto…

– El duo megapixel

Compartir en Facebook  Tuitear