Por @Alvy — 25 de Julio de 2005

La cosa comienza cuando eres joven: intentas no ser distinto, sino sólo sobrevivir; intentas ser igual que todos los demás, el anonimato se convierte en algo reflejo y, entonces, un día te levantas y te has convertido en uno de los otros; de los otros, en aquello que tú no eres. Y te preguntas si alguna vez podrás ser lo que de verdad eres. O te preguntas si es demasiado tarde para averiguarlo.

Microsiervos (Douglas Coupland, 1995)

Compartir en Facebook  Tuitear


9 comentarios

#1blisz

No hay vuelta atrás, hemos sobrepasado el punto de no-retorno.

Mejor.

#2 — Anonymous

Quizá la cosa sea tan sencilla como no darle demasiadas vueltas al "coco" sobre "los unos" y "los otros" y vivir la vida sencillamente: queriendo a tu gente, haciendo algo por los demás. Y, de repente, te puedes dar cuenta de que la adolescencia ya pasó, te dejó incluso -¡fíjate!- algún recuerdo bonito, y hasta te gustas un poquito cuando te miras al espejo. ¡Se le acabaron al Coupland las complicaciones pseudosiquiátricas!

#3 — waterparties

Yo lo que me pregunto es si realmente hay alguna forma de ser lo que no soy.

#4Tantoril

Que rayada... xD

#5 — TrUMaN

Totalmente de acuardo contigo waterpart.. En vez de "en aquello que tu no eres" deberia de poner "en aquello que tu no quieres ser".

#6Escribano

Excelente cita, el libro promete

#7Treiral_

Somos como los magos del Mundodisco, de eso no me cabe duda xD

#8Jesús Flores

Realmente somos distintos? Si, creo que está demostrado que no somos como la mayoría de la gente. El problema no es de nadie, sólamente somos distintos. Así se está mejor.

#9Ghost

Solo hay ke ser uno mismo y no tratar de imitar a alguien, solo ezfuerzate y sigue a delante para ser mejor.