Por @Alvy — 14 de Junio de 2010

Las autoridades públicas gastan millones y millones anualmente en cultivar y diseminar la ciencia; son las mismas que no darían ni un centavo para que avanzaran la astrología o la brujería. En otras palabras: nuestra civilización está profundamente comprometida con ciertas creencias sobre la naturaleza de las cosas.

– Michael Polanyi, químico y filósofo
en The Making of the Atomic Bomb

Compartir en Facebook  Tuitear