Por @Alvy — 8 de Julio de 2009

En la naturaleza no hay premios ni castigos, hay consecuencias.

– Robert G. Ingersoll, agnóstico

Compartir en Facebook  Tuitear