Por @Alvy — 17 de Diciembre de 2005

Trata a tus contraseñas como a tu cepillo de dientes. No dejes que nadie más las use. Y cámbialas cada seis meses.

- Clifford Stoll, astrofísico
y autor del clásico en seguridad informática El Huevo del Cuco.

Compartir en Facebook  Tuitear