Por @Wicho — 15 de Diciembre de 2005

Dios no juega a los dados, juega a los Sims.

— Enviada por Santiago Sendra

Compartir en Facebook  Tuitear