Por @Alvy — 21 de Julio de 2007

Cuando mi madre Jasmine despertó esa mañana llevaba la palabra D-I-V-O-R-C-I-O escrita en la frente con un gran rotulador negro y trazada en sentido inverso, como para ser leída en un espejo. Ella no sabía, claro está, que la palabra estaba allí cuando despertó.

Planeta Champú (Douglas Coupland, 1998)

Compartir en Facebook  Tuitear