Por @Alvy — 3 de Octubre de 2006

Un ser humano es incapaz de imaginarse que el curso del tiempo podría detenerse alguna vez. Aun si la tierra dejase de girar sobre su eje y alrededor del sol, aun si no hubiese más días ni noches, ni más veranos ni inviernos, el tiempo continuaría su curso hacia la eternidad, así es como nos lo imaginamos.

M.C. Escher, artista.

Compartir en Facebook  Tuitear