Por @Alvy — 27 de Agosto de 2007

Benditos sean los olvidadizos, pues superan incluso sus propios errores.

– Mary, citando a Nietzsche
(Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004)

 

 

 

 

 

 

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear