Por @Alvy — 22 de Agosto de 2009

Bueno, pues aunque resulte paradójico, los servicios secretos de cualquier país nunca saben nada.

– Juan Antonio Cebrián,
La rosa de los vientos #17 (2005)

Compartir en Facebook  Tuitear