Por @Alvy — 22 de Enero de 2011

Cada vez que compras un libro impreso, un escriba pierde su trabajo.

– Mimi and Eunice

Compartir en Facebook  Tuitear