Por @Alvy — 30 de Septiembre de 2006

De lo único que te preocupas es de andar dando gritos, de los perros y de cazar ratas. Serás una desgracia para ti y para toda tu familia.

– El Sr. Darwin, «alentando» a su pequeño hijo, Charles Darwin
al recibir las notas del colegio
(Vía Una Breve Historia de Casi Todo)

Compartir en Facebook  Tuitear