Por @Alvy — 13 de Agosto de 2009

Dicen que los perros acaban pareciéndose en carácter a sus dueños. Con las comunidades de Internet parece suceder exactamente lo mismo.

– escuchado por ahí

Compartir en Facebook  Tuitear