Por @Wicho — 15 de Septiembre de 2014

En lugar de señalar a todo el mundo con el dedo y arrestar a niños de 14 años, la respuesta es hacer nuestro producto accesible en tantos formatos y servicios de distribución como sea posible a precios que pueden pagar. Estamos descubriendo que eso funciona.

– Vía Enrique Dans

 

 

 

 

 

 

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear